Todo tiene su tiempo y su momento, pero en una edad adulta,  indudablemente el mejor estado es el matrimonio.

«9 Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.

10 Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero !!ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.

11 También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo?

12 Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.»

Eclesiastes 4: 9-12

Somos templo del Dios viviente

14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?

15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?

16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:
    Habitaré y andaré entre ellos,
    Y seré su Dios,
    Y ellos serán mi pueblo. m

17 Por lo cual,
    Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,
    Y no toquéis lo inmundo;
    Y yo os recibiré,

18 Y seré para vosotros por Padre,
Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

2corintios 6:14-18

Asi es, en algunas ocasiones , conocemos una persona , es leal , comprensiva, trabajadora , etc.  pero hay algo que debes considerar, si tienen el mismo objetivo de vida y si tienen sus mismas creencias.

No todas las personas buenas encajan contigo.

las creencias son la estructura en el ser humano, deben ser iguales ,en cuanto a su creencia y forma de ver la vida,  si son diferentes cualquiera de los dos debe cambiar por convicción , mas no por presión , para que esa relación sea fructífera, y finalmente los dos deben tener un mismo objetivo común.

Andres Jimenez